15 de agosto de 2010

El valor de las palabras -

Una palabra puede ser más potente que
una lluvia de misiles. Porque una palabra
dicha, o no dicha, gritada o susurrada,
puede desatar una revolución.


Uno no se da cuanta de todo lo que tiene que decir,
hasta que empieza a decirlo. Las palabras están ahí,
atrapadas en tu cabeza, quieren salir, quieren ser dichas,
quieren ser gritadas.


Uno cree que las palabras dan respuestas, pero dan algo
más poderoso: preguntas.


Las palabras, cuando llegan, te despiertan.


Las palabras son pensamientos que se convierten en
acción.


La palabras provocan, inquietan, movilizan.


Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero
cuando una palabra tiene valor, contiene mil imágenes.


Hay acaso hay una expresión más hermosa, llena de
sentido y amor que "te doy mi palabra" ? 


Te doy mi palabra es un acto de entrega, de amor,
de confianza. Es más que una expresión de deseo, 
un compromiso de vida. Es un acto de fe.


Porque cuando todo perdió valor, puede rescatarnos
la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te copies ;)