28 de octubre de 2010

Yo pensaba que la felicidad era todo eso que tenía, las grandes cosas que en algun momento de mi vida soñaba tener. Y mientras tanto, la dejaba escapar. Irónicamente parecía que jugabamos a las escondidas, sólo que creo que yo me escondía para que no me encontrara ella a mi. Mucho tiempo después caí en la cuenta de que la felicidad me estaba guiñando el ojo, hacía señales de humo, me susurraba en el oido. Hacía de todo para que yo la viera, y como todo ser humano, yo miraba para otro lado. Pero nunca fué ni será tarde para encontrarla. Buscar la felicidad es como buscar las ideas principales de un libro complicado, sólo hay que aprender a leer entre lineas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te copies ;)