12 de enero de 2011

No es malo estar triste.

De verdad, no es malo estar triste. No hay por que ponerse una sonrisa tonta para convencer al mundo de que estas bien. Es necesario que te des un tiempo para tomar conciencia de esto para que llegue a ser real para ti. Puede llevarte un día, un fin de semana o incluso, una semana entera. En este momento, la única persona que importa eres tu. Si te guardas lo que estas sintiendo, no podrás iniciar el proceso de curación. Entonces déjalo salir; no tengas miedo de sentir. Esto es parte de la aceptación, la comprensión de que esta relación ah llegado a su fin… y que milagrosamente, sigues viva. Por el dolor que sientes ahora mismo, por todas las veces que quisiste llorar pero contuviste las lagrimas, por las veces que en el futuro las cosas saldrán mal pero, por vergüenza u orgullo, logras seguir en pie. Llora un poco, llora mucho

1 comentario:

No te copies ;)