8 de febrero de 2011

Estoy aprendiendo de ti, no sé quizás el qué y el cómo pero siento la necesidad de desafiar al mundo tras hablar contigo, siento la prepotencia de mirar por encima del hombro al resto del planeta tras colgar la conversación de rigor con la cual alimentas algo más que este vacío que a veces me abduce. 
Alimentas mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te copies ;)