8 de febrero de 2011





Son necesarios cuarenta músculos para arrugar la frente, pero tan sólo quince para sonreír. Y… qué bonito es verte sonreír mientras me miras .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te copies ;)