15 de febrero de 2011


Una palabra tan sencilla de pronunciar,
y tan difícil de demostrar,
y de llevar a la práctica.
Una palabra que para algunos no significa nada,
pero para otros significa darlo todo sin esperar nada a cambio.
Una palabra que más que un sentimiento,
es un don que Dios nos dio a todos para poder hacer milagros y dar esperanza, claro, pocos lo han descubierto,
pocos se han dado cuenta que solo es cuestión de buscarlo en su interior, que no necesitan dinero para tenerlo.
Esa palabra que a los desolados y desahuciados les da consuelo y esperanza, ese sentimiento que es eterno y que no hay poder humano que lo destruya.
Ese sentimiento por el cual muchos han dado la vida,
ese sentimiento que deja el egoísmo y la envidia de aun lado.
Ese sentimiento que muchos anhelan y pocos tienen.
Si tú tienes ese sentimiento cuídalo, siémbralo y protégelo contra toda tempestad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te copies ;)