2 de marzo de 2011

Si me paro a pensar en lo que ha sido mi vida, en lo pasado y en lo que queda por vivir, me doy cuenta, de que siempre deseas tener, o mejor dicho, sueñas tener una historia de amor que sea para siempre. Con ese principe azul de ese cuento que cada noche te contaba tu madre. Pero la realidad es que eso no existe, no existen los principes azules. Existen personas, con defectos y virtudes, y esta claro que al enamorarte esos defectos pasan desapercibidos totalmente. Yo pienso que ese principe azul, verde, rojo, del color que sea, llega tarde o temprano, y cuando te das cuenta de que es el, a pesar de las malas rachas, te deja de importar el pasado, la gente, y todo. Y solo te centras y quieres un futuro con el. Un para siempre. Y si me paro a pensar un poco mas, creo que todas esas historias pasadas, todos esos sentimientos que en un momento senti por otras personas, me han hecho que sepa lo que necesito ahora, y lo que nesecitare con el tiempo, me han hecho darme cuenta de que la vida tiene sus cosas malas y buenas, y que las historias que tienen que acabar, acaban y punto. Por eso pienso que no voy a malgastar el tiempo deseandole a alguien que me hizo daño lo mismo, porque se que la vida tarde o temprano pone a cada uno en su lugar. Y tambien se que cuando llegue ese "principe", lo sabre, y por nada del mundo me permitire perderlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te copies ;)