6 de febrero de 2012

- Te amo
- ¿A cuantas se lo has dicho?
- Para ser honesto, tu eres la segunda.
- ¿Y como tienes las agallas para decir que soy la segunda? 
- Es que la primera fue mi madre, y tu estas siendo la segunda y la penúltima en toda mi vida.
- ¿ Penúltima?
- Si, la penúltima. ¿O crees que no voy a decir que amo a nuestra hija? 
Me gustaría comerte a besos pero no lo hago porque te devoraría enseguida y prefiero degustar poco a poco cada uno de tus besos y cada segundo que paso contigo.